El modelo de universo eléctrico da un vuelco al modelo contemporáneo y establecido desde tiempos de Copérnico y Galileo.

Hasta ahora se consideraban los campos gravitatorios y magnéticos como los únicos responsables de la interacción entre los cuerpos celestes (planetas, lunas, estrellas, cometas, galaxias, etc…). Con la llegada de este nuevo paradigma, ya convertido en modelo físico o Teoría, se adopta a la fuerza electrodinámica como tan importante e incluso más que la gravitatoria.

¿Por qué supone una revolución en la física del Universo? Porque da coherencia y explicación a muchos fenómenos físicos observados en estrellas, galaxias, cuásares, agujeros negros, etc…, sin necesidad de buscar subterfugios ni parches sobre la Teoría gravitatoria clásica.

Video con los experimentos en laboratorio.


La ciencia contemporánea establecida carece de base y de recursos suficientes y convincentes para poder dar explicación a fenómenos astronómicos observados cada vez más numerosos, y a los que accedemos gracias a las sondas espaciales y telescopios en órbita.

El Modelo Eléctrico del Universo es una Teoría consistente y coherente que se fundamenta en:

1) Los cuerpos celestes no se agrupan gracias a la fuerza gravitatoria. Debido a las enormes distancias entre ellos en relación con sus insignificantes tamaños relativos, es más que razonable que podamos considerar despreciables los efectos gravitatorios.
2) El papel fundamental que juega el plasma. Puesto que el espacio total de nuestra galaxia está “impregnado” de enormes nubes difusas de partículas cargadas (plasma) y estas sí interactuan con fuerzas electromagnéticas extremadamente potentes (en comparación con la gravedad), concluyendo:

►La galaxia no se mantiene unida por efectos de la gravedad, sino por efecto de las fuerzas electromagnéticas dinámicas.
►Las fuerzas electromagnéticas involucradas son 36 órdenes de magnitud más fuertes que la gravitatoria.

(Texto extraído de la página web: http://es.sott.net/article/4622-Por-que-universo-electrico)

Anuncios