Los mass media lo emitieron en vivo y en directo.

El momento del despegue del Challenger con personal civil a bordo que había sido especialmente entrenado para ser la tripulación en esta misión.

Lo vimos y lo creímos, sentimos como propio y verdadero el dolor, que estaba siendo retransmitido en vivo, de las familias de quienes habían sido tan valientes para afrontar ese reto y habían dejado su vida en ello.

Ahora nos llega el ZAS en toda la boca.

¿Sería necesario paralizar la carrera espacial por un tiempo?
¿Sería cuestión de invertir más dinero en seguridad aeroespacial?
¿Gastos para “desperdicio” como recomienda el informe Iron Mountain?

lamjort

Ver la entrada original

Anuncios