El director de la Agencia Central de Inteligencia, John O. Brennan se dirigió  en una reunión con el Consejo de Relaciones Exteriores, CFR, a la inestabilidad y las amenazas transnacionales a la seguridad global.

Durante su prolongada conferencia sobre las amenazas contra los intereses de Estados Unidos y cómo la amenaza de ISIL está impactando al mundo, Brennan también planteó el tema de la geoingeniería.

“Otro ejemplo es el conjunto de tecnologías -a menudo referidas colectivamente como geoingeniería- que potencialmente podrían ayudar a revertir los efectos de calentamiento del cambio climático global.

Uno de los que ha adquirido mi atención personal es la Inyección Estratosférica de Aerosoles, S.A.I. (1), un método de siembra de la estratosfera con partículas que pueden ayudar a reflejar el calor del sol, de la misma manera que las erupciones volcánicas.

Un programa de SAI podría limitar los aumentos de la temperatura global, reduciendo algunos riesgos asociados con temperaturas más altas y proporcionando a la economía mundial tiempo adicional para la transición de los combustibles fósiles.

El proceso también es relativamente barato: el Consejo Nacional de Investigación estima que un programa de SAI plenamente desplegado costaría alrededor de 10.000 millones de dólares anuales.

Por muy prometedor que sea, seguir adelante con las inyeciones de aerosoles en la estratosfera plantearía una serie de desafíos para nuestro gobierno y para la comunidad internacional. 

Desde el punto de vista técnico, las reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero tendrían que acompañar a las SAI para abordar otros efectos del cambio climático, como la acidificación de los océanos, ya que la SAI por sí sola no eliminaría los gases de efecto invernadero de la atmósfera. 

En el aspecto geopolítico, el potencial de la tecnología para alterar los patrones climáticos y beneficiar a ciertas regiones a expensas de otros podría provocar la oposición aguda de algunas naciones.

Otros podrían aprovechar los beneficios de la SAI y alejarse de su compromiso con las reducciones de dióxido de carbono.

Y, al igual que con otras tecnologías innovadoras, carecen de normas y estándares globales para guiar el despliegue y la implementación de las SAI.”

(1)  SAI => Inyecciones Extratosféricas de Aerosoles por sus siglas en inglés.


Un estudio publicado en la Revista Internacional de Investigación del Medio Ambiente y Salud Pública está sugiriendo que la Geoingeniería ya ha comenzado, y la sustancia que se utiliza es un subproducto tóxico de la combustión del carbón ceniza de carbón llamada de exclusión aérea.

– El emplazamiento químico generalizado, intencional y cada vez más frecuente en la troposfera ha ido sin identificarse y sin figurar en la literatura científica durante años. 

El autor presenta pruebas de que las cenizas volátiles de combustión de carbón tóxicas, son las partículas de aerosoles más rociadas por chorros cisterna para la geoingeniería, la modificación del tiempo y los propósitos de modificación del clima y describe algunas de las múltiples consecuencias sobre la salud pública –


Fuentes:

http://thefreethoughtproject.com/director-cia-stratospheric-aerosol-injection/

http://www.topsecretwriters.com/2016/09/cia-director-promotes-chemtrails-to-slow-global-warming/

Anuncios