El supuesto informe de CNN sobre Hillary en la noche de las elecciones

Este informe fue supuestamente bloqueado por CNN y no fue permitida su publicación el día después de la elección …  parece ser que el comportamiento de Hillary fue supuestamente asombroso …

Cortesía de Sharkhunters.com 12-19-16

 

Los planes de celebración electoral de Hillary Clinton incluyeron cientos de miles de dólares de fuegos artificiales, actuaciones en vivo de varias celebridades, como Cher, quien llegó creyendo que Hillary iba a ganar las elecciones, un techo de cristal con efectos especiales de 500.000,- dólares, que se iba a romper a través de una pantalla una vez que saliera al escenario en su sede, millones de dólares para este y otros preparativos de celebración, absolutamente todo pagado por la Fundación Clinton.

El daño más notable fue localizado en lo más profundo de la sala VIP de la sede de la candidata demócrata a la presidencia de EEUU.

Un televisor ultra-HD de 150 pulgadas, valorado en aprox. 950.000,- dólares y que fue obsequio del gobierno saudí,  fue encontrado con la pantalla rota. El daño fue causado por una botella de champán que se creyó,  había sido lanzada a la pantalla por la candidata presidencial,l en algún momento durante las elecciones.

Temprano en la mañana, el personal empleado recibió de regalo las mesas volcadas y los suelos cubiertos con comida cara, bebidas y aperitivos. Botellas rotas de champán y los cubiertos dorados también se veían esparcidos por la sala de fiestas.

El signo más revelador de que hubo un colapso masivo, fue el pastel. Los pasteles que alguna vez mostraron orgullosamente el sello presidencial, fueron lanzados violentamente contra las paredes en pedazos. Un trozo roto de la tarta con forma de la casa blanca,  fue descubierto alojado firmemente en el mueblebar cerca de la mesa del postre.

clintons-houseEl derroche de Clinton en los suministros partidistas fue simplemente para hacer que en todas las encuestas izquierdistas reflejaran a bombo y platillo que estaba “confirmada” la indudable victoria de Hillary Clinton.

Engañada por casi todas las predicciones, Hillary Clinton planeó personalmente una gran fiesta para su ya asumida victoria. Una vez que quedó claro que no sería la noche de Clinton, sin embargo, el humor de la candidata  se agrió rápidamente.

Un ex empleado, que fue despedido durante el alboroto, dijo que la atmósfera alrededor de Clinton pasó,  de “reina de la noche” a “la chica que fue tirada en la noche del baile”, en sólo unos momentos.

Hillary Clinton se habría vuelto “físicamente violenta” con su propio equipo de campaña tras darse cuenta de que había perdido las elecciones presidenciales, según el anfitrión de radio Todd Kincannon. “La reportera de CNN me dice que Hillary se volvió físicamente violenta hacia Robby Mook y John Podesta alrededor de la medianoche; Tuvo que ser brevemente contenida”, twitteo Kincannon.

Fue Podesta quien fue enviado a hablar con los abatidos partidarios de Hillary poco antes de que Hillary llamara a Donald Trump para felicitarle. Y ya no sería vista en ninguna parte  hasta el día siguiente.

Cuando se le preguntó acerca de los rumores de que Hillary estaba borracha en la noche de las elecciones, Kincannon respondió: “Ella estaba en una “rabiosa borrachera psicótica”, según mi amigo, el doctor agregó sedantes a esta mezcla.

Kincannon entonces afirmó que la CNN bloqueó al reportero de publicar lo que habría sido una historia bombazo.  “El reportero de la CNN no dejó de denunciarlo. Sus editores no lo dejan. CNN ha prohibido todas las historias de ‘Hillary en el búnker’, twitteó él.

Funcionarios del Servicio Secreto y otro personal que trabajó estrechamente junto a Hillary, han reportado sus problemas con rabietas enojadas en numerosas ocasiones. El año pasado también se informó de que los propios miembros de la campaña de Clinton temían que pudiera tener un colapso serio y que Hillary “había tenido gritos y berrinches que dejaron a los empleados llorando e incapaces de trabajar”.

Además de las afirmaciones de que se enfureció, el autor Ed Klein dijo que una fuente le dijo que Hillary lloró inconsolablemente a un amigo después de que llegaron los resultados, culpando al director del FBI Comey y al presidente Barack Obama por no hacer lo suficiente para detener la investigación del FBI sobre el escándalo de  su correo electrónico.

 

Anuncios