NO EXISTE TAL COSA COMO LA ESCLAVITUD MODERNA

(Extraído del artículo con el mismo título, en inglés. Link)

Theresa May, describió la Ley contra la Esclavitud Moderna  como un “hito” en la lucha contra la esclavitud en el Reino Unido. En verdad, la campaña contra la esclavitud moderna y la trata de personas es un acto espectacular de engaño político.

Si bien la mayoría de los historiadores le dirán que la abolición de la esclavitud en el Imperio Británico se produjo en 1833, unos 26 años después de la abolición del comercio transatlántico de esclavos, el gobierno británico y una serie de grupos de defensa están convencidos de que el Reino Unido sigue teniendo un problema esclavista .

Los sitios Web de la campaña señalan que hubo 1.746 casos reportados de esclavitud en el Reino Unido en 2013-14, con 155 condenas por delitos de trata de personas, un incremento de 99 condenas en 2012-13.

El tipo de esclavitud que fue abolida hace más de cien años equivalía al uso de los seres humanos como propiedad. Entonces, ¿qué es la esclavitud moderna? Bueno, la ley no está del todo clara. Sugiere que para que alguien sea un esclavo, necesitan ser poseídos efectivamente por otra persona. Pero la ley actual no reconoce la propiedad de las personas.

Hoy, dado que la ley no reconoce la propiedad de los seres humanos, ¿en qué medida puede alguien poseer esclavos? En la legislación, la propiedad se define como el ejercicio de un grado significativo de control sobre otra persona. Pero el mero control de alguien, incluso en gran medida, no es lo mismo que poseerlas legalmente. El delito de esclavitud moderna es muy amplio en su posible aplicación.

Ley que otorga enormes facultades a la policía ya los fiscales para decidir qué tipo de comportamiento constituye “esclavitud”, “servidumbre” y “trata”, y  proporciona un mecanismo para intervenir en una amplia gama de situaciones. Esta ley también otorga a los magistrados el poder de emitir “órdenes de esclavitud y prevención de la trata”.

Así, no sólo la definición de esclavitud y tráfico es extremadamente amplia, sino que los poderes otorgados por la ley a los tribunales son extremadamente amplios y draconianos.

La Agencia Nacional de la Delincuencia informó que 2.744 personas eran “víctimas potenciales de la trata para su explotación en 2013”. ¿Víctimas potenciales? Soy una víctima potencial del asesinato, dado que soy un ser humano vivo.

“Hay partes del mundo donde el trabajo forzoso sigue siendo un problema. Pero esta ley no trata de erradicar el flagelo de la esclavitud del Reino Unido. Se trata de dar a las autoridades una base moral para intervenir casi arbitrariamente en la vida de los emigrantes económicos.”

runaway-maid-300x300LA CONTRAPRODUCENTE LEY BRITÁNICA SOBRE LA ESCLAVITUD MODERNA

(Extraído del artículo con el mismo título. Link)

Sin embargo, según los activistas existe una gran diferencia entre lo que la ley dice y lo que la ley hace. Sean Bamford, responsable de políticas de la central sindical británica Trades Union Congress (TUC) que trabaja en el ámbito de la trata de seres humanos y el trabajo forzoso, asegura que la Ley sobre la Esclavitud Moderna no aporta grandes novedades, ya que básicamente se limita a ordenar las leyes ya existentes y las unifica en una sola.

“Puede que la unificación fuera una buena idea, pero ya sabíamos que la legislación existente no otorgaba una protección ni un apoyo adecuados a las víctimas de la trata de seres humanos y el trabajo forzoso.”

“La nueva ley no aborda para nada estos temas”.
Asimismo, cabe destacar que la nueva ley tampoco es coherente con la política británica de inmigración, cada vez más restrictiva y punitiva. Donde esta incongruencia es más obvia es en el trato que se dispensa a las trabajadoras/es migrantes del hogar.

Actualmente, las trabajadoras/es migrantes del hogar que llegan a Reino Unido están vinculadas a un único empleador y solo pueden trabajar un máximo de seis meses.

Kate Roberts, directora del departamento de políticas de la ONG británica de trabajadoras/es migrantes del hogar Kalayaan, es una de las mayores críticas del visado vinculante.

“La política migratoria británica limita a las trabajadoras y trabajadores del hogar a la condición de bienes. No tienen derechos reales. Son piezas de equipaje adicional a las que solo se permite la entrada a Reino Unido para beneficiar a otra categoría de trabajadores más deseables”.

“Estas trabajadoras no tienen ninguna forma de enfrentarse de un modo realista a ningún tipo de maltrato o abuso”.

“Si dejan a su empleador por cualquier razón, estarán violando las leyes de inmigración”.

En septiembre de 2015 y debido a las críticas, se introdujeron ligeros cambios en las normas británicas de inmigración para las trabajadoras/es migrantes del hogar. A las trabajadoras del hogar identificadas como víctimas de la trata mediante el marco del Mecanismo Nacional de Derivación se les concederá un visado de seis meses.

Sin embargo, la prevención de la trata de seres humanos y el trabajo forzoso no se mencionó en las enmiendas y las trabajadoras del hogar siguen sin poder recurrir a las ayudas públicas y no disponen de ningún tipo de protección.

Priya es una de esas víctimas, llegó al Reino Unido con un visado vinculante, sus empleadores, una familia originaria de Oriente Medio, le obligaban a trabajar de 6 de la mañana a 1 de la madrugada, durante 7 días a la semana. Tenía que cocinar, limpiar y cuidar de 3 niños pequeños. Le prohibían las pausas para comer, así que sobrevivió a base de sobras. Además le obligaban a dormir en el suelo de la cocina.

Colin Yeo, un abogado británico de inmigración que dirige el blog Free Movement, declaró que los cambios en la normativa fueron “aprobados a regañadientes, si se tiene en cuenta lo que las víctimas han tenido que sufrir”.

 

Anuncios