Su fortuna se remonta a la época en que fueron elegidos para salvaguardar la riqueza jesuita proveniente de la explotación indígena en las reducciones guaraníes.

Anuncios