Lo que no te han contado sobre Siria:
La ONU “pierde” el informe sobre la masacre de Houla.

El Consejo de derechos humanos y el secretario de la ONU entierran los informes incómodos sobre Siria.
Segunda parte de “10 mentiras sobre la masacre de Houla”.

La Comisión internacional “independiente” de derechos humanos sobre Siria de la ONU rechazó tanto el informe de la misión de observadores de la ONU (UNSMIS), como el de la Liga Árabe, que no cuadraban completamente con sus objetivos: Acusar al gobierno Sirio y eliminar las pruebas que responsabilizan a la oposición de perpetrar crímenes injustificables, de los cuales Houla es la punta del iceberg.
El informe de UNSMIS con declaraciones contradictorias y entrevistas de los residentes locales en Houla, que su jefe el General Mood envió a la ONU ha desaparecido…
¿Se perdió?
No.
El Consejo de Derechos Humanos y el secretario de la ONU lo recibieron demostradamente. Pero la Comisión lo ocultó y presentó su informe como sustituto.

Su credibilidad es tan nula como la de los grandes medios de desinformación masiva que los repiten atribuyéndoselos falsamente a la ONU. Las conclusiones de su informe son un atentado terrorista al sentido común y además una burla macabra contra las víctimas de las matanzas que ella misma promociona.

La masacre de niños en Houla no fue un “daño colateral” mas de una operación militar.
Este horror tampoco tenía el mas mínimo valor estratégico para ninguno de los dos bandos.

¿Entonces para que se hizo?

El asesinato de los niños era un objetivo en si mismo.
Fue perpetrado deliberadamente a sangre fría.
Se cometió para que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y toda la recua de organizaciones que hipócritamente pretenden defenderlos, la utilizaran como coartada y seguir demonizando al gobierno sirio.
Se ejecutó para que sus fraudulentos informes fueran difundidos por los medios de desinformación masiva.
Para que te conmovieses y engañarte con su propaganda de guerra “disfrazada de información”.
Para que aceptes, igual que se hizo en Libia, una nueva “guerra humanitaria” con la excusa de defender los derechos humanos.
La difusión de estos hechos es la principal arma contra las guerras, en la que puedes colaborar.
Para evitar que se repita la catástrofe de Libia, ayuda a difundir esta contrainformación.

Anuncios