Bella historia sobre el entrenador de los gallos de pelea del emperador … 

Como toda buena parábola, deberíamos escucharla hasta el final para extraer la moraleja.

Anuncios