Erin Pizzey, fundadora de la 1ª Casa de Acogida a Mujeres Maltratadas en 1971

En 1971 Erin Pizzey fundó en Londres el primer refugio del mundo para mujeres maltratadas y sus hijos. En 1974 escribió el primer libro del mundo sobre el tema de la mujer maltratada, Scream Quietly or The Neighbors Will Hear, “Grita Bajito o los Vecinos lo oirán”.

Ella establece la diferencia en lo que ha venido en llamar “genuinas mujeres maltratadas“. El otro problema era lo que he venido en llamar “mujeres proclives a la violencia“.

La diferencia entre estos dos tipos de personas puede ser establecida con bastante sencillez:

Una persona maltratada es la no intencionada e inocente victima de la  violencia de su compañero/a.

Una persona proclive a la violencia es la no deseada víctima de su  propia violencia.

“Ha llegado el momento de que sea hecha una clara distinción entre una mujer que accidentalmente se ha visto relacionada con un compañero violento, que ahora desea dejar, y no volver nunca mas, y una mujer quien por profundas intimas razones psicológicas, busca una relación violenta o una serie de relaciones violentas, sin intención de dejarlas”.

“Cualquier trabajador honesto en el campo de la violencia de familia, sin embargo debe admitir el conocer a mujeres que son muy difíciles de ayudar. En el caso de tal mujer, se le puede aportar nuevos planes de vivienda, se le puede dar ayuda financiera y legal, y pueden hacerse todas las preparaciones para que la mujer afectada comience una nueva vida independiente de su compañero abusador. Tal clase de mujer, luego vuelve repetidamente con su compañero o, si deja al compañero previo, encuentra ella misma una relación con un compañero nuevo e igualmente violento. Esta es la mujer que yo llamo la Mujer Proclive a la Violencia.”

Erin Pizzey, la pionera de la lucha contra el maltrato, perseguida y atacada

Pizzey construyó un refugio para mujeres en Belmont Terrace, Chiswick, Londres en 1971 donde mujeres abusadas “se les ofrecía té, simpatía y un lugar segura para quedarse” para ellas y para sus hijos. Ella posteriormente abrió un número adicional de refugios, a pesar de la hostilidad de las autoridades. (Curiosa actitud la de las “autoridades” de antes, tan diferente a las “autoridades” de ahora).

Ella ganó notoriedad y publicidad por construir los refugios, el más notable fue en 1975 en el Hotel Palm Court en Richmond.

Habiéndose inicialmente comprometido con el movimiento británico de liberación femenina Pizzey se distanció unto con otros cuando atestiguo lo que ella describía como irregulares e irrespetuosos comportamientos en relación al dinero donado por mujeres del reino unido. Pizzey los confronto por su comportamiento.

Recibía llamadas por teléfono que eran realizadas por personas nada agradables del MI5, policías e informantes de la CIA o agentes. Ella igualmente estaba preocupada por avisos sobre los planes de una bomba a la tienda Biba de Londres; ella reportó esto a la policía después de advertir a la gente involucrada.

Pizzey se resguardó de la policía ya que estos tenían a su grupo y a sus miembros bajo vigilancia. Pizzey decía que ella y sus compañeros miembros del grupo Goldhawk Road (llamado así por la calle en que Pizzey vivía) fueron vistos como un problema, por cuanto ellos no aceptaban otros comportamientos y puntos de vista. A Erín le dijeron que debía tener cuidado.

En 1975 el diputado Jack Ashley declaro en la cámara de los comunes que:

“El trabajo de la Sra. Pizzey ha sido pionero en su naturaleza. Ha sido ella quien identificó por primera vez el problema y ha reconocido la seriedad de la situación  y quien por primera vez hizo algo práctico al establecer el centro de ayuda de Chiswick. Como resultado de este pionero trabajo, toda la nación ahora está empezando a darse cuenta de lo importante que eran estos problemas”.

Incluso fue perseguida por las autoridades locales (Simmons v. Pizzey) y apelando a la Cámara de los Lores, Pizzey fue reconocida para su trabajo.

Lord Hailsham declaró que la apelante, registraba que ella estaba dando un servicio, el cual es un hecho que ningún otro órgano proporcionaba, un servicio de bienestar en lo que compete a la asistencia social y que cuando la gente iba a su puerta en situación desesperada y a todas horas, la apelante no les daba la espalda, los recogía y les daba refugio. ¿Y qué es lo que le pasaba a ella cuando hace eso? Se encontró a si misma viéndose en un procedimiento penal antes las autoridades locales.

Ella señalo que el punto de partida fue la intervención del escuadrón de las bombas, que requería que todos sus correos fueran procesados por ellos antes de que ella pudiera recibirlos, por ser una figura pública controversial.

En 1981, Pizzey se mudo a Santa Fe, Nuevo México, por ser blanco de amenazas de muerte, bombas y de campañas de difamación, además de lidiar con trabajo extra, colapso, enfermedades cardiacas y cansancio mental.

En particular, de acuerdo a Pizzey, la asociación de caridad que se hizo cargo del primer refugio, Scotish Women’s Aid  (Ayuda de las Mujeres de Escocia), lo hicieron su negocio, para directamente acusarla de que las declaraciones de Erin sobre el maltrato a la mujer,  “invitaban a la violencia” y “provocaban la violencia masculina”.

Habiéndose mudado a Santa Fe para escribir, Pizzey prontamente se involucró en abrir un refugio en Nuevo México, así como también lidiar con los abusadores sexuales y los pedófilos. Pizzey señalo sobre este trabajo

“Descubrí que había muchas mujeres pedófilas como lo había de hombres. Las mujeres pasan sin ser detectadas, como es usual. Trabajar contra pedófilos es un negocio muy peligroso”.

Mientras vivía en Santa Fe, uno de sus perros fue baleado y otros dos robados, lo cual ella reclamo era el resultado de vecinos racistas.

Su familia sufrió nuevamente de acoso seguido de la publicación de su libro “Phone to violence” en 1982. Pizzey vincula mucho de los acosos a militantes feministas y las objeciones que éstas ponían a su investigación, resultados y trabajo.

Describiendo los acosos, Deborah Ross de The Independent escribió que “Las hermandades feministas eran matonas. (Un título claro y contundente)

Tras el abuso y el mal trato en Santa Fe ella se movió a Cayman Brac, en las Islas Caimanes, después Erin se mudó a Siena, Italia, donde su escritura y vocación continuaron. Regresó a Londres en los 90’s, sin hogar debido a una deuda y una salud precaria. Sus puntos de vista aún son buscadas por políticos y grupos de presión familiares.

Trabajo actual

Erin Pizzey aún esta activamente trabajando para ayudar a las víctimas de violencia doméstica. Ella ha sido patrona de la caridad Mankind Initiative desde el 2004, cuando ella recibió el premio Roger Witcomb. Desde febrero de 2007 ha publicado artículos en el diario Daily Mail.

En marzo de 2007, Erin abrió el primer refugio árabe para víctimas de violencia doméstica en Bahraim.

Pizzey dijo en 2009 que ella “nunca ha sido feminista, porque, he experimentado la violencia de mi madre, siempre supe que las mujeres pueden ser malvadas e irresponsables como los hombres”.

En 2013 se unió al consejo y junta editorial por la organización de derechos del hombre A voice for men (sirviendo como editora y como consejero político) y desde enero a agosto escribió trece artículos para el sitio web del grupo.

Uno solo fue publicado el 14 de julio del 2014. Ninguno fue publicado en la primera mitad del 2015.


REFLEXION

Increíble la historia de Erin Pizzey, primero siendo acosada por las autoridades y los políticos de su país y por el propio movimiento feminista al que como hemos visto, se le llega a etiquetar como “matonas“.

Por otra parte, quizás parte de esa reacción contra ella en el Reino Unido, fuese porque Erin estaba lidiando con otro de los asuntos tabú: la pedofilia en los círculos de personas de la alta élite inglesa.

Hemos podido comprobar en diferentes artículos publicados en este Blog, como hay un continuo encubrimiento por parte de las autoridades inglesas  y los políticos sobre este tema. Recordemos que en los últimos años hemos conocidos nombres, tanto de la nobleza inglesa como de miembros del Parlamento inglés, que han estado abusando e incluso asesinando niñ@s, de manera impune durante más de 30 años.

De hecho, las fechas de la salida de Erin del Reino Unido, más o menos, coinciden con la subida al poder de la Primera Ministra, la Baronesa Margaret Thatcher, cuyo gabinete, está ahora en el centro de la diana de las acusaciones de las víctimas, ahora adultas y que por entonces fueron l@s niñ@s abusad@s.

A fecha de hoy, aún no se ha hecho la investigación adecuada sobre un tema que debería figurar como de máxima urgencia y primer orden para los políticos ingleses, para cualquier  mujer y hombre que se precie de considerarse un ser humano. Demasiado encubrimiento gobierno tras gobierno, mujer u hombre, en este asunto todos se tapan.

Lo último que publicamos fue que “se había borrado por un fallo técnico,la base de datos creada para esclarecer este caso de Círculos de Pedofilia dentro de la más alta élite del Reino Unido“.


Biografía de Erin Pizzey en Wikipedia

¿Cómo ha luchado Theresa May para proteger a los menores de los círculos pedófilos? E8, menor perdido jamás encontrado 

El Caso de la Isla de Jersey, Paraíso Fiscal y Pedófilo. La “red de los viejos amigos”, obstruye la Investigación policial.


 

Anuncios